Abierto por vacaciones

 

Estamos en un verano atípico marcado por la pandemia de la covid-19. Tras los meses de confinamiento, las indicaciones de las autoridades sanitarias han llevado a cancelar las fiestas de la ciudad y cualquier evento que pudiera suponer concentraciones de personas. Por ello, comenzamos un mes de agosto que en ningún caso va a ser como solía. Sin embargo, el comercio asociado a Gasteiz On va a tratar de mantener el pulso económico de la ciudad con la apertura de 274 de sus establecimientos asociados. Además, otros 17 no asociados han contactado con la asociación para comunicar que también mantendrán sus persianas levantadas.
Siguiendo la línea de años anteriores los comerciantes y hosteleros asociados a Gasteiz On van a ofrecer a vecinos y visitantes una oferta comercial completa y variada. 270 establecimientos repartidos por toda la ciudad, con una especial incidencia en la hostelería y la moda, permanecerán abiertos durante el mes vacacional por excelencia. En 2019 fueron 234.
 
 
En el ámbito de la hostelería por ejemplo, serán más de ochenta los establecimientos hosteleros que darán servicio a quienes permanezcan o se acerquen a la ciudad. Asimismo, en las calles vitorianas se podrán encontrar abiertos cerca de medio centenar de comercios del sector de la moda, calzado y complementos, cerca de cincuenta en alimentación y/o una veintena de establecimientos de venta de regalos y equipamiento del hogar. Y es que desde 2009, año en el que la principal asociación de comercio y hostelería de Vitoria-Gasteiz empezó a publicar el listado, el número de comercios que mantienen sus puertas abiertas durante el mes de agosto ha crecido más de un 40%.
 
Por zonas de la ciudad, el centro agrupará un mayor número de aperturas con un total de 84, seguido del Casco Medieval con 55 o la zona de San Martín-Avenida, en la que permanecerán abiertos 31 locales. Abrirán durante este mes también comercios asociados a Gasteiz On de Desamparadas-Judimendi, Zabalgana, Lakua, Zaramaga, Salburua, Aranbizkarra, San Cristobal o Júndiz.
 
 
Esta tendencia, creciente verano tras verano, responde al éxito cosechado por quienes optaron por no cerrar en años anteriores. Este año, sin embargo, influye mucho en los comerciantes y hosteleros las semanas pasadas en primavera en las que, obligados por el confinamiento, tuvieron que tener sus negocios cerrados al público, con el perjuicio económico que eso les ha ocasionado. Por ello, muchos van a abrir en agosto para tratar de compensar esas pérdidas, y con el convencimiento de que muchos vitorianos no van a salir de vacaciones fuera y van a hacer gasto aquí.